Garrapatas...¿qué son?


¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son parásitos externos hematófagos, es decir, se alimentan de la sangre del animal parasitado de distintas especies animales; siendo parásito de diversas especies animales.

Se distribuyen por todo el mundo y es habitual encontrarlas en zonas con abundante vegetación, como parques, jardines, bosques y zonas de paso de ganado, donde permanecen en estado latente durante meses a la espera de un hospedador.

Resultado de imagen de garrapatasConstituyen uno de los parásitos externos más importantes que existen, no solo por los daños directos que ocasionan al ganado, a los animales de compañía y a las especies silvestres, sino también por la gran cantidad de enfermedades que transmiten.

Existen en el mundo unas 800 especies de garrapatas, que se dividen en dos grandes grupos: las blandas y las duras, según la dureza de la cutícula o membrana que reviste su cuerpo, aunque las más importantes para las mascotas y el ser humano son las duras. En Europa y en España, auqneu hay varias especies de garrapatas, las más frecuentes son 4: Rhicipicephalus sanguineus, Dermacentor reticulatus, Ixodes ricinos y ixodes hexagonus.

Para alimentarse, cuentan con un aparato bucal especial que les permite perforar la piel del hospedador, adherirse a ella y succionar la sangre. Debido a este mecanismo de fijación, si una garrapata es arrancada del hospedador de forma incorrecta, el aparato bucal suele permanecer enterrado en la piel.

Por todas estas características, las garrapatas

¿Dónde se localizan?
Resultado de imagen de garrapatas orejas 
       Las garrapatas prefieren picar en zonas de piel fina, y presenta mayor irrigación sanguínea: en las orejas, alrededor de los ojos, entre los dedos (espacio interdigital), en la nuca, el cuello, entre otros Normalmente no les produce malestar ni picor a nuestros animales, aunque la herida que producen se puede infectar, sobre todo si no se ha retirado correctamente la garrapata y quedan restos de su aparato bucal en el interior de la piel.




¿Cómo afectan a la salud de mi mascota?           

Dada su condición de artrópodos hematófagos, las garrapatas ocupan un lugar importante como vectores o transmisores e enfermedades que constituyen una amenaza para la vida de los animales y el hombre (zoonosis); entre las que destacamos la babesia, la erhlichiosis y la borreliosis. De hecho son los artrópodos transmisores de enfermedades más importantes para los animales.

El daño mecánico de la picadura del parásito, sumado a los efectos de las sustancias irritantes de su saliva, provoca lesiones inflamatorias de la piel que se manifiestan con molestia, rascado e intranquilidad.

Si nos encontramos ante un animal muy parasitado, este puede manifestar debilidad, adelgazamiento progresivo y anemia  (por la pérdida de sangre)  

 ¿Cómo es el ciclo de vida de las garrapatas?

La duración del ciclo de vida de las garrapatas está influida por la capacidad que tienen estos parásitos de disminuir sus funciones vitales y“quedar en espera”, si las condiciones ambientales no son favorables.

Imagen relacionadaTodas las garrapatas atraviesan por 4 estadios de maduración durante su ciclo biológico: huevo, larva, ninfa y adulto.  Según su especie, este ciclo puede desarrollarse completamente sobre un mismo hospedador o puede tener dos o tres hospedadores diferentes (lo más frecuente en las especies que están presentes en España y Europa). 
Una vez que los huevos eclosionan en el ambiente, nacen las larvas que inmediatamente buscan subirse a su primer hospedador, un perro, un gato, un roedor o incluso el hombre, para alimentarse de su sangre. Tras haberse alimentado, la larva se baja del huésped y muda para convertirse en ninfa que también comienza a buscar un proveedor de alimento para subirse a él. Del mismo modo, una vez alimentada, la ninfa se deja caer del animal parasitado para convertirse, en el suelo, en adulto. La forma adulta vuelve a subirse a su tercer hospedador, donde se alimenta nuevamente.
En sólo 5 a 7 días, una garrapata adulta hembra puede crecer hasta 4 veces de tamaño y aumentar unas 100 veces su peso. Todo esto a expensas de la sangre de la mascota parasitada. Además de nutrirse encima del animal, las formas adultas también se aparean allí. Finalmente, la hembra se baja del hospedador para poner los huevos, reiniciándose un nuevo ciclo.
Resultado de imagen de garrapatasCada garrapata hembra pone entre 3 y 4 mil huevos, para lo cual siempre se baja del hospedador y elige preferentemente áreas de vegetación o jardines.
En condiciones favorables, el ciclo biológico de la garrapata se desarrolla en apenas unos dos meses, pero puede extenderse hasta más de 900 días si el ambiente no resulta benigno para la vida del parásito.
Aunque menos frecuente que en los caninos, las garrapatas también pueden encontrarse en los gatos, en otros animales con pelo e, incluso en los seres humanos.
Las garrapatas están adaptadas tanto a las temperaturas cálidas como a las frías (incluso más que las pulgas). No obstante, las estaciones del año con promedios de temperatura más elevados, como son la primavera y el verano, resultan la época donde aumentan considerablemente los casos de esta parasitosis en los animales de compañía y, por esa razón, desde el inicio de la primavera hasta el otoño deben intensificarse los programas de prevención y control.



Desparasitación: la clave es prevenir

Existen diferentes tipos de antiparasitarios externos que eliminan y repelen las garrapatas. La elección del más adecuado depende de la especie, la edad, el peso, el modo de vida, la susceptibilidad individual a ser parasitados y la forma de aplicarlos, pudiéndose combinar en caso necesario. Se deben de usar todo el año, pero especialmente entre la primavera y el otoño. Su espectro de acción es variable (pulgas, garrapatas, mosquitos, parásitos internos) y su duración también (desde un mes hasta 8 meses).

- Pipetas.
- Collares.
- Sprays.
- Champús.
- Inyecciones.
- Comprimidos.

   
Por lo tanto, para limitar este riesgo, es prioritario un cuidado correcto y una prevención efectiva. Las garrapatas se encuentran presentes en el medio ambiente durante todo el año, por lo que no debemos esperar a visualizarlas en el animal para efectuar una correcta prevención.

Aunque podemos encontrarlas durante todo el año, la densidad de población de estos parásitos se incrementa a partir de la primavera, con el calor y las lluvias, hasta el inicio del otoño.
Resultado de imagen de garrapatas orejas
                                   RECUERDA: PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR