LA IMPORTANCIA DE UNA BOCA SANA



Hola!!!! Después de unas cuantas semanas dormidas, nos animamos a publicar un nuevo post, esta vez relacionado con la higiene dental. Esperamos que os guste :)


LA IMPORTANCIA DE UNA BOCA SANA


Cuidar los dientes de nuestro perro es muy importante para ayudarle a mantener una vida saludable, ya que una enfermedad periodontal va dar lugar, no solo a la aparición del mal aliento, sino también a la inflamación de las encias (gingivitis) con el consecuente dolor al masticar, a la pérdida de piezas dentales, e incluso a la aparición de una infección generalizada, consecuencia del paso de las bacterias desde la boca al torrente circulatorio.

La presencia de sarro es el primer síntoma de una deficiente higiene bucal. Los restos de comida se van acumulando en la superficie de los dientes y  junto a  la saliva y las bacterias de la boca van a dar lugar a la formación de la placa dental.


Las personas al lavarnos los dientes eliminamos la placa reduciendo el riesgo de enfermedad dental, pero los animales no se pueden deshacer por si mismos de esa placa, por lo que ésta se acumula en la boca y se consolida, dando lugar a la aparición de un sarro de color amarillo que con el tiempo va a transformarse en una verdadera capa dura de color marrón que cubre el diente. Una vez instaurado este sarro, la única forma de eliminarlo es mediante una limpieza profesional.La forma ideal de mantener unos dientes y una boca sana, es el cepillado diario con cepillo de dientes y pasta especial para animales (no debemos utilizar dentífrico humano, ya que contiene fluoruro que puede ser peligroso para nuestro animal). 

Si el cepillado no es una opción para nosotros, también existen otros productos de higiene bucal como huesos o juguetes dentales que van a contribuir a mejorar la higiene oral del perro. Suelen tener un sabor agradable, por lo que se pueden usar como premios, suprimiendo otras golosinas que contribuyen a la acumulación de sarro.

También optar por una dieta seca, en lugar de la comida casera o las latas, es otro favor que podemos hacer a la dentadura de nuestro perro. El frotamiento que producen las bolas de pienso contra los dientes ayuda a prevenir la formación de sarro y la aparición de la placa bacteriana.