Hablando de masaje terapeútico


Podemos definir el masaje como la manipulación de los tejidos blandos con nuestras manos y nuestro cuerpo. Generalemnte el masaje se utiliza como técnica complementaria para el alivio del dolor, el tratamiento de la musculatura y en caso de reducción de movilidad, aunque en medicina deportiva se usa también como terapia preventiva.

Resultado de imagen de foto masaje perro
Existen una amplia variedad de técnicas de masaje, cada una con sus ventajas e inconvenientes, sus indicaciones y contraindiciones. Ninguna de ellas es mejor que otra, hay qye elegirlas de forma coherente en función de la lesión y del paciente. 


A continuación se explican, brevemente, algunas de las más usadas en Rehabilitación veterinaria:
  • Strocking o "caricias": masaje suave que se realiza de forma rítmica haciendo pases continuos con la mano abierta y los dedos juntos, en el sentido de lpelo y sin perder nunca el contacto con el paciente. Logra un efectode relajación en el paciente, por lo que se aplica al inicio y al final del tratamiento
  • Effleurage: este masaje se realiza apklicando pases hacia el corazón, con la mano abierta y los dedos juntos, y con un presión moderada, desde la parte más distal de las extemidades hacie el tronco.  Conseguimos un incremento de la circulación tanto linfática como sanguínea, por lo que es muy útil para el tratamiento de edemas distales
    Resultado de imagen de foto masaje perro
  • Hacking o Clapping: en el hacking damos golpes con el canto de la mano y el clapping se realiza con la mana hueca en forma de cuenco.Ambos masajes se utilizan para relajae la musculatura tras manipulaciones más profundas
  • Pertrissage o amasamiento: consiste en tomar un pellizco de la piel, tejido subcutáneo o músculo y soltarlo para pasar al siguiente. El amasamiento consigue relajar la musculatura, estimular la circulación y ayuda a eliminar el ácido láctico producido por el ejercicio, por lo que es muy útil en perros de trabajo y deportivos para evitar las famosas "agujetas".
  • Fricción transversa: consiste en la fricción profunda sobre los tejidos lesionados en sentido perpendicular a las fibras. Su finalidad es recuperar la movilidad de la zona lesionada mediante la reducción de adherencias, permitiendo así una buena y funcional cicatrización.
  • Presión circular sobre trigger points: consiste en aplicar una presión firme, que se incrementa de forma gradual, con la punta de los dedos en movimiento circular. Se utiliza no solo para el tratamiento de trigger points, sino también en cualquier área de tensión muy localizada, contracturas o nudos musculares.

INDICACIONES

  • Problemas de comportamiento (ansiedad, etc.).
  • Problemas ortopédicos crónicos
  • Rehabilitación de lesiones post-quirúrgicas
  • Atrofia muscular
  • Enfermedades crónicas 
  • Mejora el flujo circulatorio y lnfático
  • Control del dolor
  • Disminución formación de tejido cicatricial y adherencias
  • Mejoría de rendimiento en animales de competición y rabajo

CONTRAINDICACIONES 

  • Fiebre
  • Animales en shock
  • Inflamación aguda
  • Problemas de piel
  • Enfermedades infecciosas
  • Tumores
  • Pacientes con heridas abiertas, fracturas inestables
  • Preacaución en cardiópatas, hepatopatías o nefropatías

 

Fisioterapia y rehabilitación veterinaria


La  fisioterapia es una técnica no invasiva  que  mantiene, restablece  y/o  mejora la función motora, y el rendimiento del animal, y de forma efectiva actúa en la prevención de lesiones. Es muy importante en la recuperación tras procesos postquirúrgicos

Objetivos de la rehabilitación y fisioterapia


- Mejorar los síntomas clínicos para retornar a la función normal.
- Aliviar el dolor y reducir la inflamación
- Minimizar la atrofia de músculos e incrementar la fuerza y resistencia muscular
- Incrementar la velocidad de recuperación.
- Disminuir el uso de antiinflamatorios
- Reeducar la marcha
- Incrementar de la velocidad de cicatrización, etc…
- Mejorar la función y la independencia en las actividades diarias, así como prolongar la calidad de vida del animal.

¿Qué animales pueden recibir fisioterapia?

En principio, cualquier animal de cualquier especie, raza, edad o sexo puede recibir fisioterapia. 
Pero es necesario hacer un examen previo del animal, para así poder conocer su estado de salud y 
poder aplicar un protocolo fisioterapéutico efectivo y adecuado a cada paciente.


Este examen consistirá en una exploración completa para valorar el caso, que incluye una anamnesis, 
una valoración funcional, neurológica y traumatológica


¿Qué terapias se suelen aplicar en pequeños animales?


Los tratamientos para animales son similares a los utilizados en las personas: tratamientos manuales  como  movilizaciones  o  estiramientos y masajes,  pero  también  electroterapia, ultrasonido, laserterapia, campo magnético, termoterapia -calor y frío-, tratamiento en forma de ejercicios o juego para los perros e hidroterapia.

¿Qué patologías se pueden tratar?

La fisioterapia y rehabilitación está indicada como tratamiento en multitud de patologías, tanto como tratamiento único, como de forma complementaria al tratamiento farmacológico y/o quirúrgico.
Estas son algunos ejemplos: osteoartrosis, luxación de rótula, displasia de cadera y codo, post operatorio de cirugías traumatológicas, hernias discales, atrofias musculares y retrasos de la cicatrización entre otros.


Objetivo:  mantener  la  salud  óptima  del  paciente  y  recuperar  su funcionalidad lo más posible



Almohadillas plantares, esas pequeñas olvidadas...


¿Sabías qué…?

Las almohadillas del perro funcionan como un mullido soporte que, además de ayudar al animal a mantener el equilibrio, reduce de forma importante la presión que recibe su cuerpo mientras camina o corre. Las resistentes almohadillas también le protegen de posibles fracturas y otros daños en los huesos. El impacto de los pasos se amortigua en esta parte inferior de las patas, gracias a que las almohadillas son blandas y están preparadas para absorber parte de los golpes que recibe el animal en las caminatas. También ejercen un papel muy importante ayudando a aislar climas extremos.

Esta zona de apoyo, preparada para estar en contacto con la superficie del suelo, está formada por estructura de tejido muy especializada, en la que encontramos una gruesa epidermis que le protege de traumatismos mecánicos, depósitos de grasa que le proporcionan elasticidad para absorber golpes y una gran inervación que le proporciona gran sensibilidad sobre el terreno.

Las almohadillas tienen que sufrir temperaturas extremas (de frío o calor), caminar por asfalto muy caliente, suelos rocosos o llenos de plantas, etc. Estos factores pueden ocasionar que la almohadilla se seque, aparezcan heridas, grietas e incluso abscesos llenos de pus por algún cuerpo extraño que se quede incrustado (p.e. Espigas). Además, también pueden aparecer infecciones bacterianas, por hongos e incluso ponerse de manifiesto alguna enfermedad sistémica que padezca nuestro animal
Por lo que sin los cuidados necesarios, no es extraño que las almohadillas de nuestro peludo amigo en ocasiones sufran, formándose incluso, llagas y heridas en la zona, que terminan provocándole dolor  al caminar ya que los perros tienen mucha sensibilidad en esta zona.

¿Cómo protegerlas?
En la ciudad: La urbe resulta a menudo agresiva para un perro que carece de unas almohadillas endurecidas, el cemento de la ciudad puede agrietarlas de forma considerable, por ello, conviene alternar las superficies de pisada del perro durante los paseos urbanos. Combinar la acera con zonas ajardinadas o cubiertas con césped es una buena idea para proteger las almohadillas del animal


En las caminatas: Las almohadillas se curten con el tiempo, hay que comenzar poco a poco y dar tiempo a esta  piel  para que se endurezca, por lo que no tiene sentido someter a un perro poco ejercitado a rutas largas o que transcurran por terrenos pedregosos, hay que  comenzar los paseos por terrenos blandos y suaves, cubiertos de hierba o húmedos.
Inspeccionar el terreno que pise el animal y asegurarnos de que esté libre de objetos cortantes o cristales es fundamental para que el paseo sea seguro. En cualquier caso, tras las caminatas, conviene revisar sus almohadillas para detectar posibles llagas o heridas que haya que curar, así como cuerpos extraños, como por ejemplo espigas
Lo ideal es trabajar diariamente y que vaya haciendo ejercicio progresivo, y de esta manera evitar que posteriormente, tras un ejercicio más intenso, se dañe. Conforme se va entrenando la almohadilla, se va endureciendo cada vez más y se va haciendo cada vez más resistente a abrasiones externas

En verano: No es extraño que, con las altas temperaturas, el pavimento pueda quemar las almohadillas de nuestro amigo, llegando a provocar llagas y quemaduras. La arena de la playa también se convierte en una incómoda y peligrosa superficie capaz de quemar la piel de apoyo del perro. Transitar por la orilla, sobre la zona mojada del litoral, es una buena forma de evitar llagas o ampollas
Hay que tener mucho cuidado ahora que comienza el verano ya que muchas veces nos detenemos en semáforos y pasos de peatones al sol sin darnos cuenta de que nuestro animal está encima de un asfalto que literalmente “abrasa” y sin zapatos, esperando poder seguir su paso.
Una manera sencilla de comprobar la temperatura del asfalto es colocar nuestra mano sobre él, si aguantas más de 5 segundos sin dolor, puedes pasear por él con tu perro



En invierno: el  frío intenso puede provocar agrietamiento, fisuras o incluso quemaduras. En caso de hielo o nieve puedes aplicar vaselina entre los dedos y almohadillas, pues actúa como barrera



Por lo tanto, no debemos olvidar:

-Modificar las áreas de pisada durante la caminata,  útil y conviene tenerlo en cuenta durante todas las épocas del año.

-Mantener una higiene adecuada en las patas. Limpiarlas después del paseo para desprender todo el barro, mantenerlas secas y vigilar el pelo de esta zona con regularidad, para evitar nudos dolorosos, peinar el pelo entre los dedos y recortarlo si está demasiado largo.  

-Revisar las almohadillas, después de dar un paseo, por si hay alguna herida, espiga o pincho clavado en la almohadilla o enganchado en los pelillos de la pata. 
-Una correcta pedicura también es importante, las uñas del perro suelen desgastarse al caminar, pero en ciertas ocasiones, no es así y tendremos que cortárselas, prestando especial atención a los espolones, ya que al no tocar  el suelo, no se desgastan, crecen descontroladamente y pueden llegar a encarnarse.

-Mantener una buena hidratación de la zona. Las almohadillas pueden llegar a resecarse y agrietarse por roce o sequedad. Existen productos en el mercado para acondicionar e hidratar las almohadillas y proporcionarles la protección que necesitan.Estos productos no deben aplicarse nunca sobre una almohadilla dañada ya que solo sirven para evitar problemas posteriores. Tampoco se debe abusar de ellos, porque una almohadilla sana es una almohadilla elástica y nutrida pero también dura.


                                                                  

El peligro de las espigas


Resultado de imagen de perro espigas Las espigas inundan los campos durante la primavera, y comienzan a secarse con la llegada del verano. A medida que se van secando, es cuando más fácilmente se desprenden de su tallo y por tanto más fácil es que se adhieran a la piel de nuestro perro.

Basta con jugar cerca de estas plantas, saltar encima de ellas o simplemente tener la mala suerte de que el viento nos traiga una… para estar en peligro.
.
Pero… ¿Por qué son un peligro para nuestro perro?

Las espigas suelen clavarse en el pelo, quedándose enredadas para ir después avanzando  hasta hacer un orificio de entrada en la piel, y debido a sus características morfológicas, en forma de lanza o arpón, una vez que se clavan  no puedan retroceder en su camino.

Las zonas más comunes del perro donde las espigas pueden alojarse son el tejido interdigital (entre los dedos de nuestro perro),  los oídos, los ojos, los pliegues de la piel y la boca.

¿Cómo saber si nuestro perro  tiene una espiga?

Los síntomas suelen aparecer de forma repentina, normalmente durante el paseo por una zona con espigas o justo después.

Te mencionamos algunos de ellos según su localización:

En las fosas nasales:

- Estornudos frecuentes y fuertes que empiezan de repente
- Arruga la nariz, se frota con las patas o contra el suelo
- Sangrado por la nariz, e incluso si lleva tiempo secreción purulenta
-Moqueo, es normal que comience a moquear mucho e incluso expulse moco con sangre.
-Nerviosismo, se pondrá inquieto al ver que no se le pasa.

Nunca debemos tratar de quitarle la espiga por nosotros mismos, porque su nariz es extremadamente delicada y podemos hacerle mucho daño. Además, podemos dejar algún trozo clavado y provocar una infección.

Resultado de imagen de perro espigas En el oído:

-Movimientos bruscos de la cabeza, sacudidas
-Inclinación de la cabeza hacia un lado. Oreja del lado afectado más baja
-Dolor y quejidos si tocamos la base de la oreja.
-Otitis, perforación del tímpano en los casos más graves
-Rascado en la oreja, un rascado obsesivo que puede dañarle gravemente.
-Dolor, gemidos , nerviosismo

Un rascado excesivo por parte del perro, puede causar un otohematoma que dañe gravemente su oreja. La mayoría de ellos necesitan intervención quirúrgica y la recuperación es lenta y desagradable. Debemos acudir inmediatamente al veterinario si sospechamos que nuestro perro pueda tener una espiga en su oído

Resultado de imagen de perro espigas ojosEn el ojo:

-Inflamación del ojo, puede estar  lloroso y enrojecido
-Dolor.
-Blefaroespasmo, ojo entrecerrado

Se alojan detrás de los párpados o del tercer párpado

Además de peligrosas son muy dolorosas, por lo que el perro intentará quitárselas a toda costa y posiblemente se dañe el ojo en el intento, dando lugar a úlceras corneales.

En la boca:

-Dificultad para comer
-Dolor en la cavidad oral
-Babeo
-Gingivitis, granulomas, fístulas orales

En la piel:

Resultado de imagen de perro espigas-Presencia de un bulto en la piel
-Lamido constante de la zona
-Fístula o herida abierta con secreción

Estas son las más complicadas de todas, porque es posible que no las detectemos y produzcan una infección en nuestro perro.
Si nos fijamos en el bulto, puede que veamos la espiga a medio clavar o que simplemente la veamos ya clavada, si el pelo de nuestro perro nos lo permite. En ocasiones se clavan en las almohadillas de las patas de nuestros perros, lo que les produce un dolor más agudo aún.
Para encontrarlas debemos revisar a nuestro perro periódicamente y a conciencia, sobre todo cuando sabemos que hemos estado paseando o jugando por zonas donde abundan.

En la vulva o el prepucio:

-Dificultad para orinar
-Infecciones genitales y urinarias
-Secreciones purulentas
-Granulomas y fístulas

Lugares poco frecuentes

La capacidad que tienen las espigas para clavarse hace que puedan atravesar el músculo, al clavarse en la piel, y llegar al tórax o el abdomen, también al aspirarlas llegan al pulmón o son capaces de perforar el intestino tras se ingeridas, provocando graves lesiones que en muchas ocasiones llegan a ser letales. En estos casos la única solución es una intervención quirúrgica a tiempo y un diagnóstico rápido que suele ser muy difícil


Resultado de imagen de perro espigas 

Si sospechamos que nuestro perro tiene una espiga en cualquier parte de su cuerpo, es importante no perder tiempo e ir al veterinario de inmediato. Estamos ante una emergencia y cuanto antes vayamos, más fácil será sacar la espiga. Si esperamos nuestro perro estará cada vez más dolorido, y la espiga irá avanzando y profundizándose más, siendo más difícil su extracción y provocando infecciones y otros problemas graves.

¿Está mi gato enfermo?


Resultado de imagen de imagen gato


Los gatos no siempre manifiestan su enfermedad, y muchas veces cuando lo hacen es demasiado tarde, por lo que hoy os traemos una serie de signos clínicos que pueden ayudarnos a detectar que         nuestro felino está enfermo:



-Inapetencia o que el gato deje de comer totalmente.
- Aumento de las ganas de comer, pero manteniendo el mismo peso.
- Pérdida de peso.
- Pérdida de rutinas o hábitos diarios.
- Aislamiento del entorno (el gato evita el contacto con vosotros u otros animales de la casa) o que el gato comience a esconderse.
- Beber más agua y hacer más pis.
Resultado de imagen de imagen gato
- Vómitos o diarrea.
- Estreñimiento.
- Pelo mate y falta de acicalamiento diario.
- Dificultad al subir o bajar de alturas.
- Orinar o defecar fuera de la caja de arena.
- Halitosis (mal aliento).

Si detectas algunos de estos síntomas, no dudes en acudir a tu veterinario para evitar posibles complicaciones

Garrapatas...¿qué son?


¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son parásitos externos hematófagos, es decir, se alimentan de la sangre del animal parasitado de distintas especies animales; siendo parásito de diversas especies animales.

Se distribuyen por todo el mundo y es habitual encontrarlas en zonas con abundante vegetación, como parques, jardines, bosques y zonas de paso de ganado, donde permanecen en estado latente durante meses a la espera de un hospedador.

Resultado de imagen de garrapatasConstituyen uno de los parásitos externos más importantes que existen, no solo por los daños directos que ocasionan al ganado, a los animales de compañía y a las especies silvestres, sino también por la gran cantidad de enfermedades que transmiten.

Existen en el mundo unas 800 especies de garrapatas, que se dividen en dos grandes grupos: las blandas y las duras, según la dureza de la cutícula o membrana que reviste su cuerpo, aunque las más importantes para las mascotas y el ser humano son las duras. En Europa y en España, auqneu hay varias especies de garrapatas, las más frecuentes son 4: Rhicipicephalus sanguineus, Dermacentor reticulatus, Ixodes ricinos y ixodes hexagonus.

Para alimentarse, cuentan con un aparato bucal especial que les permite perforar la piel del hospedador, adherirse a ella y succionar la sangre. Debido a este mecanismo de fijación, si una garrapata es arrancada del hospedador de forma incorrecta, el aparato bucal suele permanecer enterrado en la piel.

Por todas estas características, las garrapatas

¿Dónde se localizan?
Resultado de imagen de garrapatas orejas 
       Las garrapatas prefieren picar en zonas de piel fina, y presenta mayor irrigación sanguínea: en las orejas, alrededor de los ojos, entre los dedos (espacio interdigital), en la nuca, el cuello, entre otros Normalmente no les produce malestar ni picor a nuestros animales, aunque la herida que producen se puede infectar, sobre todo si no se ha retirado correctamente la garrapata y quedan restos de su aparato bucal en el interior de la piel.




¿Cómo afectan a la salud de mi mascota?           

Dada su condición de artrópodos hematófagos, las garrapatas ocupan un lugar importante como vectores o transmisores e enfermedades que constituyen una amenaza para la vida de los animales y el hombre (zoonosis); entre las que destacamos la babesia, la erhlichiosis y la borreliosis. De hecho son los artrópodos transmisores de enfermedades más importantes para los animales.

El daño mecánico de la picadura del parásito, sumado a los efectos de las sustancias irritantes de su saliva, provoca lesiones inflamatorias de la piel que se manifiestan con molestia, rascado e intranquilidad.

Si nos encontramos ante un animal muy parasitado, este puede manifestar debilidad, adelgazamiento progresivo y anemia  (por la pérdida de sangre)  

 ¿Cómo es el ciclo de vida de las garrapatas?

La duración del ciclo de vida de las garrapatas está influida por la capacidad que tienen estos parásitos de disminuir sus funciones vitales y“quedar en espera”, si las condiciones ambientales no son favorables.

Imagen relacionadaTodas las garrapatas atraviesan por 4 estadios de maduración durante su ciclo biológico: huevo, larva, ninfa y adulto.  Según su especie, este ciclo puede desarrollarse completamente sobre un mismo hospedador o puede tener dos o tres hospedadores diferentes (lo más frecuente en las especies que están presentes en España y Europa). 
Una vez que los huevos eclosionan en el ambiente, nacen las larvas que inmediatamente buscan subirse a su primer hospedador, un perro, un gato, un roedor o incluso el hombre, para alimentarse de su sangre. Tras haberse alimentado, la larva se baja del huésped y muda para convertirse en ninfa que también comienza a buscar un proveedor de alimento para subirse a él. Del mismo modo, una vez alimentada, la ninfa se deja caer del animal parasitado para convertirse, en el suelo, en adulto. La forma adulta vuelve a subirse a su tercer hospedador, donde se alimenta nuevamente.
En sólo 5 a 7 días, una garrapata adulta hembra puede crecer hasta 4 veces de tamaño y aumentar unas 100 veces su peso. Todo esto a expensas de la sangre de la mascota parasitada. Además de nutrirse encima del animal, las formas adultas también se aparean allí. Finalmente, la hembra se baja del hospedador para poner los huevos, reiniciándose un nuevo ciclo.
Resultado de imagen de garrapatasCada garrapata hembra pone entre 3 y 4 mil huevos, para lo cual siempre se baja del hospedador y elige preferentemente áreas de vegetación o jardines.
En condiciones favorables, el ciclo biológico de la garrapata se desarrolla en apenas unos dos meses, pero puede extenderse hasta más de 900 días si el ambiente no resulta benigno para la vida del parásito.
Aunque menos frecuente que en los caninos, las garrapatas también pueden encontrarse en los gatos, en otros animales con pelo e, incluso en los seres humanos.
Las garrapatas están adaptadas tanto a las temperaturas cálidas como a las frías (incluso más que las pulgas). No obstante, las estaciones del año con promedios de temperatura más elevados, como son la primavera y el verano, resultan la época donde aumentan considerablemente los casos de esta parasitosis en los animales de compañía y, por esa razón, desde el inicio de la primavera hasta el otoño deben intensificarse los programas de prevención y control.



Desparasitación: la clave es prevenir

Existen diferentes tipos de antiparasitarios externos que eliminan y repelen las garrapatas. La elección del más adecuado depende de la especie, la edad, el peso, el modo de vida, la susceptibilidad individual a ser parasitados y la forma de aplicarlos, pudiéndose combinar en caso necesario. Se deben de usar todo el año, pero especialmente entre la primavera y el otoño. Su espectro de acción es variable (pulgas, garrapatas, mosquitos, parásitos internos) y su duración también (desde un mes hasta 8 meses).

- Pipetas.
- Collares.
- Sprays.
- Champús.
- Inyecciones.
- Comprimidos.

   
Por lo tanto, para limitar este riesgo, es prioritario un cuidado correcto y una prevención efectiva. Las garrapatas se encuentran presentes en el medio ambiente durante todo el año, por lo que no debemos esperar a visualizarlas en el animal para efectuar una correcta prevención.

Aunque podemos encontrarlas durante todo el año, la densidad de población de estos parásitos se incrementa a partir de la primavera, con el calor y las lluvias, hasta el inicio del otoño.
Resultado de imagen de garrapatas orejas
                                   RECUERDA: PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR